Técnicas orgásmicas para besar el clítoris

0

Se sabe que el orgasmo es la liberación fisiológica de la tensión mental y muscular que se crea durante la excitación, el cual sólo dura unos segundos, publicó De10.com.mx

En este sentido, y para lograrlo se recomienda que se apliquen una serie de técnicas para que ambos lleguen más fácilmente.

En el caso de las mujeres, los besos y las caricias en el clítoris lo pueden facilitar, indica el sitio sociedad.e-noticies.es

Ante ello, los sitios nosotras.com y 24con.elargentino.com señalan algunas de las mejores técnicas para dar besos en el clítoris, que seguro le regalarán los mejores segundos de su vida a tu pareja.

1. Lo más recomendable es iniciar un juego de precalentamiento.

2. Ya que lograste excitarla, su vagina debe estar lubricada, mientras que el clítoris aumenta su tamaño.

3. Lame primero los labios interiores, la entrada de la vagina, hasta llegar al clítoris.

4. Pon la lengua plana y grande como si fueras a chupar una paleta y pásala despacio de arriba a bajo por la vagina.

5. Intercala tres chupadas lentas, con cinco chupadas rápidas directamente en el clítoris, de izquierda a derecha.

6. Intercala tres o más chupadas lentas con succiones de clítoris.

7. Succiona el clítoris y déjalo atrapado en la boca mientras le vas dando pequeños golpecitos con la lengua.

Finalmente, es importante que conozcas las señales que lanzan las mujeres para recibir más placer, mientras les estás practicando sexo oral.

1. Si empuja la vulva hasta encajarla dentro de tu boca, está pidiendo más presión directa sobre el clítoris.

2. Si se hace para atrás cuando entra en contacto la lengua con el clítoris, detente y estimula otros lugares de la vulva, ya que lo que ella quiere decir, es que el contacto fue muy directo y la puedes lastimar.

3. Si mueve las caderas, pueden ser dos cosas: si las mueve hacia arriba, demanda que subas un poco la lengua.

Hacia abajo, entonces hay que estimularla situando la lengua un poco más abajo. Y si las mueve muy rápido, quiere más velocidad.

 

Sin Comentarios