10 pasos para lograr el éxito

2

nvestigaciones recientes demuestran que el triunfo es la mejor escuela.

Seguiremos tropezando dos y mil veces con la misma piedra. Y nuestra mente no ayuda demasiado a que esto cambie. Una investigación con monos realizada por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge) ha detectado que las neuronas cerebrales se involucran mejor en el aprendizaje después de un acierto que tras un fallo. O sea, aprendemos más de los éxitos que de los fracasos.

Las neuronas memorizan la información de manera más eficaz con cada acierto”, dijo Earl Miller, autor de la investigación con simios del MIT.

En el test, si aparecía la figura de un hombre, los monos debían darse la vuelta hacia la izquierda. Y si aparecía un semáforo, a la derecha. La única manera de aprender era probar una y otra vez a través de una serie de aciertos y errores. Girando hacia el lado equivocado, los monos no recibían premio, la “activación” de sus neuronas duraba menos de un segundo y en los intentos sucesivos no mejoraban.

En el caso de acertar, los premiaban; la activación de las células cerebrales duraba cinco segundos, y su ratio de aciertos posteriores mejoraba.

Quien corrige… se equivoca

Incluso resulta que dar una lección a una persona que ha cometido un error es una pretensión que puede costar muy caro. En un juego propuesto como experimento por Anna Dreber, psicóloga de la Universidad de Harvard, se vio cómo los ganadores no eran nunca personas castigadoras, ni que tuvieran tendencia a realizar reproches a sus compañeros.

Además, las reprimendas a los jugadores menos involucrados en la partida no mejoraba los resultados del grupo. Finalmente, la persona que estaba encargada de administrar los castigos obtenía también pésimos resultados.

10 pasos para lograr el éxito

Ya entrados en el tema te traemos la guía básica para alcanzar la cima:

  1. Diseñar tareas específicas para cada individuo.
  2. Permitir una cuota de participación en la toma de decisiones.
  3. Proponer objetivos realistas que a la vez impliquen esfuerzo.
  4. Estimular el orgullo.
  5. Valorar las contribuciones  de cada miembro del grupo.
  6. Crear experiencias positivas.
  7. Compensar los objetivos a largo plazo con otros que se consigan de forma más inmediata.
  8. Visualizar el éxito.
  9. Reaccionar positivamente  frente a los errores, e intentar afrontar los retos de un modo diferente, más optimista.
  10. Expresar claramente los resultados alcanzados y el progreso obtenido.

Así funciona…

1. Premio imprevisible:  La gratificación tardía es un logro del razonamiento sobre el cerebro impulsivo, dice Daniel Goldman.

2. Satisfacción de ganar: Al recompensar los aciertos, pronto se progresa sin necesidad del premio. Basta con el deber cumplido.

3. Refuerzos para todos: El investigador E. Padelino resolvió el absentismo en una fábrica premiando la puntualidad con un naipe.

4. Visualizar el éxito: En deporte, mentalizar el triunfo garantiza el 50% de posibilidades para alcanzarlo.

FUENTE: QUO.MX